Radio y Televisión de Aguascalientes

EN VIVO

-

Comentario para corporación oaxaqueña de Radio y Televisión

¿Usted ha manifestado su opinión sobre los contenidos de la Radio y la Televisión? Si no ha tenido esa posibilidad ¿no le gustaría hacerlo?

Otra pregunta: ¿tendría interés en participar en programas o incluso en consejos que orienten las políticas editoriales de un medio de comunicación?

Actualmente hay cada vez más espacios para la participación de las audiencias y es fundamental que así sea porque mientras más participación tengamos de la ciudadanía, haremos mucho mejor nuestro trabajo en los medios públicos.

Por eso, en la misma Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, específicamente en su artículo 86, se establece que los medios públicos deben contar con mecanismos que incentiven dicha participación, de usted, como radioescucha o televidente.

Gracias al crecimiento de las redes sociales y de internet, las posibilidades para presentar sugerencias, recomendaciones, opiniones o quejas sobre la programación a los medios públicos, son cada vez más amplias y diversas.

Además del teléfono, hoy contamos en la mayoría de los medios públicos con servicios de WhatsApp, Facebook, Twitter, correo electrónico, buzones de voz, formularios en sitios web, para propiciar una interacción con las audiencias. Y hacerlo es muy fácil.

Sus mensajes nos ayudan a ser mejores, a elevar la calidad de los contenidos, fortalecer la pluralidad de voces y ante todo a evitar la vulneración de los derechos de las audiencias y en consecuencia de los derechos humanos.

La participación ciudadana no sólo debe limitarse a la recepción y atención de sus mensajes, sino también a través de la presentación de proyectos de programas, lo que podría hacerse mediante convocatorias públicas. En el país, hay diferentes medios públicos que regularmente invitan a la ciudadanía a proponer proyectos de contenidos y seleccionarlos bajo mecanismos de transparencia.

Otra vía para impulsar la participación ciudadana consiste en llevar a cabo encuestas o sondeos con la audiencia para conocer su opinión sobre la programación, conductoras y conductores, y propuestas para cumplir con las funciones que nos hemos comprometido como medios públicos. Las conclusiones de estos estudios deberían reflejarse en decisiones editoriales.

Los medios públicos también deben brindar todas las facilidades, apoyo logístico, recursos materiales y espacios físicos para el adecuado funcionamiento del Consejo Ciudadano. El Consejo Ciudadano es uno de los instrumentos más valiosos de participación en los medios públicos para que los objetivos, metas e incluso la definición de las políticas públicas se realice con una visión más plural e incluyente.

Los medios públicos se deben a la sociedad y nosotros estamos obligados a ofrecer un servicio público alineado a los principios democráticos. De ahí la necesidad de contar con su participación constante.

En el caso de la Defensoría de las Audiencias de Radio y Televisión de Aguascalientes, que me honro en representar, hemos ampliado la participación de las audiencias a través de mecanismos como los descritos.

En pantalla, usted puede apreciar el micrositio que tenemos en la Defensoría de las Audiencias para recibir sus opiniones, preguntas, comentarios y quejas. Todos los mensajes que nos comparte la audiencia tienen una respuesta, además de sistematizarse y analizarse para tomar decisiones sobre cambios o mejoras en la programación.

También disponemos de un teléfono y correo electrónico para ampliar la interacción con los radioescuchas y televidentes de Radio y Televisión de Aguascalientes. Esta participación la impulsamos con campañas de información y orientación sobre los derechos de las audiencias y la manera de garantizarlos.

Estoy convencida de la importancia de estas campañas porque se enmarcan en la llamada alfabetización mediática e informacional.

La alfabetización mediática e informacional es una de las actividades más eficaces para no solo difundir los derechos de las audiencias, sino conocer a los medios, la manera en la que se generan los contenidos, incluidas las noticias, y comprender cuál es el motor o impulso para determinar la oferta de la programación a la que tenemos acceso en radio, televisión o internet.

Con esta información, las audiencias cuentan con más elementos para saber si se vulneran o no sus derechos y hacerlo saber al medio público. De igual manera, esta información hace más sencilla la tarea de proponer temas o mejoras en la programación.

¡Participe! En los medios públicos queremos escucharlo y atenderlo. Las audiencias ahora tienen el control. Su participación hará posible que juntos tengamos emisoras de radio y televisión públicas con una gran calidad de contenidos que reflejen nuestro pluralismo.

Millones de gracias.